martes, 30 de marzo de 2010

"SOY HOMOSEXUAL"


Ricky Martin decidió compartir con sus fans y el mundo entero una parte importante de su vida personal que siempre prefirió mantener a buen recaudo. Ayer el astro portorriqueño, a través de su página web, confesó su homosexualidad y dijo que lo hizo porque venció el miedo y siente que su madurez como hombre le obliga a ser libre para estar a la altura de esos "seres de luz" que son sus hijos.
Cantante ha vendido millones de discos y ha sido ganador de varios premios Grammy en su carrera. Sus éxitos son "Vuelve" y "Living la vida loca".

"En los últimos meses me di a la tarea de escribir mis memorias. Un proyecto que sabía sería verdaderamente importante para mí, porque desde que escribí la primera frase me di cuenta de que sería la herramienta que ayudaría a liberarme de cosas que venía cargando desde hace mucho tiempo. Cosas que pesaban demasiado. Escribiendo este minucioso inventario de mi vida, me acerqué a mis verdades. ¡Y esto es de celebrar! Hoy la serenidad me lleva a un lugar muy especial, uno de reflexión, comprensión y mucha iluminación. ¡Me siento libre! Y lo quiero compartir".

Los rumores sobre la verdadera orientación sexual del cantante siempre estuvieron presentes durante los últimos años, en los que su éxito en América Latina y Estados Unidos fueron abrumadores. Sin embargo, el artista boricua siempre los negó y hasta anunció oficialmente que la presentadora mexicana Rebeca de Alba era su novia. Hace dos años tuvo dos hijos biológicos con una madre sustituta, hecho que lo hizo alejarse de su carrera para criarlos. "Mucha gente me dijo que no era importante hacerlo, que no valía la pena, que todo lo que trabajé y todo lo que había logrado se colapsaría. Que muchos en este mundo no estarían preparados para aceptar mi verdad, mi naturaleza. Y como estos consejos venían de personas que amo con locura, decidí seguir adelante con mi 'casi verdad'. Muy mal. Dejarme seducir por el miedo fue un verdadero sabotaje a mi vida. Hoy me responsabilizo por completo de todas mis decisiones y de todas mis acciones".

"Y si me preguntaran el día de hoy, ¿Ricky, a qué le tienes miedo? Les contestaría: a la sangre que corre por las calles de los países en guerra, a la esclavitud sexual infantil, al terrorismo, al cinismo de algunos hombres en el poder, al secuestro de la fe". Pero miedo a mi naturaleza, a mi verdad, ¡no más! Al contrario, estas me dan valor y firmeza. Justo lo que necesito para mí y para los míos, y más ahora que soy padre de dos criaturas que son seres de luz. Tengo que estar a su altura. Seguir viviendo como lo hice hasta hoy, sería opacar indirectamente ese brillo puro con el cual mis hijos han nacido. ¡Basta ya! ¡Las cosas tienen que cambiar!".

"Ha sido un proceso muy intenso, angustiante y doloroso, pero también liberador. Les juro que cada palabra que están leyendo aquí nace de amor, purificación, fortaleza, aceptación y desprendimiento. Escribir estas líneas es el acercamiento a mi paz interna, parte vital de mi evolución. Hoy acepto mi homosexualidad como un regalo que me da la vida. ¡Me siento bendecido de ser quien soy!", finalizó con su testimonio el astro portorriqueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada